Las separaciones matrimoniales en Pedrezuela representan procesos jurídicos cuya incidencia es relativamente habitual. Suelen solventarse de manera cómoda para ambas partes exceptuando las ocasiones donde no se contratan los servicios competentes de un profesional de la abogacía.

Durante los últimos años ya no es necesario establecer un periodo de separación previo al inicio de los trámites. Fue a partir de 2005, cuando la denominada como “Ley del Divorcio Exprés” aligeró (ostensiblemente) toda esta forzosa burocracia. Desde entonces, basta con haber cumplido tres meses de matrimonio en vigor para llevar a cabo el divorcio

Cuando hablamos de divorcio conviene sopesar las dos clases de procesos legales que pueden abordarlo. Por un lado, el divorcio contencioso se producirá sólo en el supuesto de que uno de los cónyuges exprese su deseo por acabar con la unión matrimonial. El único requisito exigible implica que hayan transcurrido tres meses desde la celebración de la boda. No obstante, quedarán exentos de cumplir tal requisito los casos de malos tratos denunciados por parte del cónyuge que presenta la demanda.

Por otro lado, en el divorcio de mutuo acuerdo nos encontraremos frente a un escenario muy diferente. Aquí serán ambos cónyuges quienes convengan la ruptura del matrimonio. Deberán cumplirse una serie de condiciones adicionales como la elaboración de un Convenio Regulador que acompañe la demanda de divorcio. Este convenio detallará las condiciones pactadas por ambas partes a propósito de otros asuntos como la custodia y el régimen de visita de los hijos, pensiones de manutención o el reparto de propiedades compartidas. La demanda de divorcio tendrá que presentarse judicialmente, siendo necesaria la injerencia de abogados y procuradores.

Las separaciones matrimoniales en Pedrezuela y los procesos de divorcio ya no implican largas tramitaciones.

Consulta con los profesionales de Muñoz & Asociados Abogados y resuelve todas tus dudas.