Las separaciones matrimoniales en Pedrezuela son procesos relativamente frecuentes y que suelen resolverse de una forma satisfactoria para ambas partes siempre que se cuente con los servicios competentes de un abogado. Desde hace algunos años, no es preciso establecer un periodo de separación antes de iniciar los trámites del divorcio. A partir de 2005, la conocida popularmente como “Ley del Divorcio Exprés” agilizó sustancialmente los trámites necesarios para divorciarse. A partir de entonces tan solo tenían que haber transcurrido tres meses desde que se produjera la unión matrimonial.

Cuando se trata de un divorcio, conviene que tengamos presente que existen dos tipos de procesos legales para abordarlo. El divorcio contencioso se produce cuando solo uno de los cónyuges expresa su voluntad de poner fin a la unión matrimonial. El único requisito que se exigirá es que hayan transcurrido los tres meses desde la celebración de la boda. Estarán exentos de cumplir este requisito aquellos casos en los que existan malos tratos denunciados o riesgos para la integridad física o moral del cónyuge que presenta la demanda de divorcio.

En el divorcio de mutuo acuerdo, cuando ambos cónyuges están de acuerdo con la disolución de la unión, se deberán cumplir condiciones adicionales. Además de haber transcurrido los tres meses, deberá elaborarse un Convenio Regulador que acompañe la demanda de divorcio. En este convenio se detallarán las condiciones acordadas por ambas partes respecto a asuntos como la custodia y régimen de visita de los hijos, pensiones de manutención o el reparto de propiedades que esté a nombre de ambos cónyuges. La demanda de divorcio deberá presentarse judicialmente, precisando la intervención de un abogado y de un procurador.

Las separaciones matrimoniales en Pedrezuela y los divorcios son trámites que pueden resolverse ágilmente.

Busca un profesional con experiencia, consulta con Muñoz & Asociados Abogados