Como bufete de referencia con abogado penalista en Pedrezuela, queremos hablarte en esta ocasión sobre dos expresiones bastante utilizadas en el campo del Derecho: “de iure” y “de facto”.

Si lees “de iure" o "de jure" en algún documento jurídico, puedes traducirlo de manera mental como “de derecho”. Quiere decir, por tanto, que algo tiene “reconocimiento jurídico” o se hace “legalmente”.

Las dos formas de escribirlo, tanto "de iure" como "de jure", están ya incorporadas al castellano, por lo que no es necesario poner cursiva.

Nos gustaría añadir que estas dos expresiones jurídicas, “de facto” y "de iure", son radicalmente contrarias en significado. La primera de ellas quiere decir “de hecho”, o sea, “sin reconocimiento jurídico, por la sola fuerza de los hechos”.

Sin embargo, si una situación es “de iure”, significa que se le ha dado un reconocimiento por parte de la legalidad vigente o por la autoridad correspondiente, normalmente a través de un acuerdo o acto formal. Queremos matizar que dicho escenario no es necesariamente similar al real. Precisamente, en casos como este, “de iure” es opuesto a “de facto”.

Como despacho de referencia con abogado penalista en Pedrezuela, queremos mencionar de forma breve un par de casos. Por ejemplo, cuando una persona ostenta un cargo “de iure”, es decir, por nombramiento oficial, pero no lo ejerce en la práctica.

El segundo caso podría ser un gobierno "de iure", el cual está investido con totales garantías jurídicas, pero no ejerce sus poderes legítimos debido a que un ejecutivo “de facto” se los ha quitado.

Contacta con Muñoz & Asociados Abogados: Sede Madrid Capital.