Como despacho con abogados de separaciones en Pedrezuela, nos parece importante dedicar las siguientes líneas a comentar las diferencias más notables entre el régimen de visitas y la custodia compartida.

La sentencia de divorcio solo asigna la guardia y custodia de los hijos a uno de los progenitores. Esto no quiere decir que el otro no tenga derecho a estar con ellos y visitarlos con una frecuencia determinada. Al revés, en la propia sentencia se explicitan aspectos como cuánto durarán las visitas, el tiempo en el que se producirán, el lugar en el que se harán, etc.

Como bufete con abogados de separaciones en Pedrezuela, nos gustaría que supieras que los padres pueden llegar a un acuerdo sobre el régimen de visitas y las comunicaciones de un modo flexible. En caso de que no alcancen dicho acuerdo, habrá que fijar un régimen ordinario: el 50 por ciento de las fechas vacacionales, tardes dispersas en la semana, fines de semana alternos... Este régimen puede ser retocado, así como limitado o, incluso, suspendido.

El régimen ha de establecerse teniendo en cuenta distintos aspectos. Por ejemplo, si hay niños que se encuentren aún en periodo de lactancia o padres que vivan en zonas alejadas de ellos, habrá que fijar otro distinto para que los pequeños no se vean afectados por ello.

De la custodia compartida, queremos decirte que empezó a aplicarse en nuestro país con la Ley 15/2005 de 8 de julio. Con este régimen, los hijos pasan un tiempo con cada progenitor, y no solo con uno de ellos de forma exclusiva como en la custodia única.

Contacta ahora con Muñoz & Asociados Abogados para más información.