En los últimos años, en los despachos de abogados de familia de Pedrezuela hemos tenido que explicar a muchos de nuestros clientes la forma de actuar en el caso de que hayan sido nombrados herederos en un testamento. Muchos de ellos desconocen que una de las primeras decisiones que tienen que tomar es si aceptan o no el legado que les corresponde. Nuestro consejo es que, antes de tomar esa decisión en firme, es decir, de firmar ningún documento, se haga un análisis detallado del caso.

Una de las cosas que tienes que tener en cuenta es que, al aceptar la herencia o parte de ella, se acepta el dinero o los bienes designados, sí, pero también la parte proporcional de las posibles deudas que pudiera tener el fallecido, deudas que, en ocasiones, superan el valor nominal de los bienes heredados.

Ocurre también que, aceptar una herencia conlleva también unas obligaciones fiscales, impuestos, más elevados cuanto más alejado sea el grado de parentesco con el difunto, por lo que, después de analizar el caso con detalle, nuestro despacho de abogados de familia de Pedrezuela puede llegar a recomendarte que renuncies a esa herencia porque, de no hacerlo, puedes poner en peligro tu estabilidad económica familiar entre los impuestos y las deudas del fallecido.

Renunciar a una herencia es muy sencillo aunque es imprescindible que lo hagas  por escrito y ante un notario, para que quede constancia de tu decisión. ¿Qué ocurre, entonces, con esa herencia? Si el testamento menciona otros herederos, lo que a ti te correspondía se repartirá entre los restantes en la misma proporción que el resto del legado.

Recuerda que desde Muñoz & Asociados Abogados: Sede Madrid Capital, estudiaremos detenidamente cualquier caso que nos plantees.