Desde nuestra amplia experiencia como abogados de familia en Pedrezuela te queremos informar sobre las semejanzas y diferencias que se derivan de formalizar nuestra relación mediante el matrimonio o una unión de hecho. Las personas casadas y las que constituyen una pareja de hecho comparten algunos derechos, pero éstas últimas aún tienen limitaciones o diferencias importantes con respecto a las primeras.

La primera limitación importante a la que se enfrentan las parejas de hecho, que como abogados de familia en Pedrezuela te queremos comentar, es que para cobrar la pensión de viudedad en caso de fallecimiento de la otra persona deberás probar que has convivido con ella de forma ininterrumpida al menos durante los cinco años anteriores al óbito.

Otro hándicap al que se enfrentan las parejas de hecho es que no pueden realizar su declaración de la renta de forma conjunta, y, en caso de donación, tienen que hacer frente a una fiscalidad más elevada.

El punto en donde existe una mayor diferencia entre los matrimonios y las parejas de hecho es el relacionado con las herencias. Mientras que los primeros reciben automáticamente todos los bienes, las parejas de hecho no tienen derecho a heredar salvo que hayan formalizado un testamento. A las parejas de hecho también se les ponen más trabas a la hora de adoptar, las pensiones alimenticias en caso de ruptura hay que reclamarlas, y para beneficiarse de asistencia sanitaria hay que probar un año de convivencia.

En Muñoz & Asociados Abogados te asesoramos para que conozcas con más detalle las diferencias existentes entre estar casado o unido como pareja de hecho para que sepas con qué te vas a encontrar.